Si le das a tu perro 1 cucharadita de aceite de coco por cada 20 kg de su peso, tendrá 10 razones para agradecértelo

El aceite de coco es el ingrediente del año.

Ha sido reconocido como uno de los alimentos más sanos desde hace algún tiempo por sus innumerables beneficios. Pero ¿qué hay de nuestros mejores amigos? ¿Qué ventajas tiene para nuestros perros? Algunos alimentos que amamos, como el chocolate, son tóxicos para los caninos.
Sin embargo, el aceite de coco no entra en esta categoría. ¡Sino todo lo contrario! Revisa estas 12 razones
para darle a tu perro una cucharadita todos los días.

Primero, algunos consejos para aplicarlo correctamente:

Es importante saber si tu perro tolera el aceite de coco, ya que cada animal es diferente. Para hacer la
prueba, agrega media cucharadita a su comida. Si no se presenta ningún problema, aumenta la dosis de
acuerdo al peso del perro: lo ideal es 1 cucharadita por cada 9 kilos. Si se te pasa la mano con la cantidad de
aceite de coco, puede darle diarrea a tu perro.
Tanto para uso externo como interno, este aceite tiene efectos extraordinarios:
1. Mejora el mal aliento
Si tu perro tiene mal aliento, puedes usar un poco de aceite de coco para limpiar sus dientes y lengua. El olor
mejorará rápidamente. ¡Este truco también funciona en seres humanos!
2. Un pelaje brillante
Incluye un poco de aceite en su dieta y ya verás cómo tu perro tendrá un pelo brillante muy pronto. También
puedes aplicárselo directamente sobre la melena.
3. Piel saludable
Aunque la piel de los perros está protegida por su pelaje, pueden sufrir problemas dermatológicos. El aceite
de coco puede ayudar si lo aplicas en el área afectada, especialmente, si se trata de piel seca, infecciones
fúngicas, picaduras o eczema.

4. Función inmune
Al parecer, el aceite de coco fortalece el sistema inmune, tanto el de humanos como el de los perros. Así que
un can que se enferma con frecuencia, podría incrementar sus defensas para combatir terribles virus y
bacterias.
5. Mejora la digestión
El aceite de coco permite que el sistema digestivo del perro funcione mejor, ya que ayuda a su organismo a
absorber más nutrientes y a combatir los problemas intestinales.
6. Elimina pulgas y garrapatas
Todos los que tienen un perro conocen estas repugnantes plagas. No obstante, si frotas aceite de coco sobre el
pelaje de tu can, tienes muchas probabilidades de que estas espantosas bestias trepadoras abandonen el lecho
de tu querido Roco. ¡Además, hay estudios que han demostrado que el aceite también es un efectivo
repelente de garrapatas para los Homo sapiens!
7. Combate los gusanos
Los parásitos internos también pueden ser eliminados de esta forma, por ejemplo, una infección por giardia. A
los parásitos intestinales les disgusta particularmente la estructura de la superficie de un coco rallado, por lo
que abandonan el área.

8. Reducción de peso
El aceite de coco puede contribuir a perder peso a perros obesos. Por supuesto, el ejercicio y una buena
nutrición también juegan un papel clave.
9. Actividad cerebral
Para ralentizar el envejecimiento del cerebro de un perro, el aceite de coco es una fuente ideal. ¡Le ayudará
a tu querido amigo a permanecer activo cuando sea mayor!
10. Contra la diabetes
El aceite de coco influye en la regulación de insulina en el organismo, así que, de hecho, puede ayudar a los
pacientes caninos con diabetes. Además de una mejor digestión y una reducción de peso, el aceite es
un complemento ideal para prevenir o mejorar la diabetes.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *