Lo primero que debes hacer es invitar a tu chico tomar un baño contigo. Esto provocará que las cosas se vayan calentando y te evitará la pena de